¿Qué bloquea tu abundancia?

Creo firmemente (y lo creo porque la vida me ha demostrado que así es) que la abundancia es un estado interior. No se trata de cuánto tengas, sino de cómo te sientas. Al final, cómo nos sentimos determina nuestra vibración. Y atraes lo que vibras, ¿recuerdas?

Por eso, si deseas abrirte a la prosperidad, no te hace falta jugar a la lotería. Más bien, lo que necesitas es trabajar en ti misma y derribar aquellos bloqueos que se interponen en tu camino hacia esa vida abundante con la que siempre has soñado.

El enemigo invisible

El enemigo está en casa… que no te quepa duda.

Si eres aficionada a las series policiales sabrás que, quien ha cometido el crimen, por lo general, siempre anda cerca y forma parte del entorno de la víctima.

En el caso de tus bloqueos a la abundancia pasa lo mismo. ¡Tu peor enemiga eres tú! Y es que la única persona que tiene el poder suficiente para anclarte a una vida en la escasez lleva tu nombre.

«¿Pero cómo es posible, Julia?», te estarás preguntando… «Si lo que más deseo yo en el mundo es tener dinero y vivir bien… ¿Cómo voy a bloquear yo misma mi camino hacia la abundancia?»

Pues muy sencillo. Esas ansias de prosperidad las tienes a un nivel «consciente». Por eso estás convencida de que las cosas son así… Pero déjame que te diga que es el inconsciente quien dirige tu vida. Nuestro comportamiento está determinado entre un 90% y un 97% por la mente inconsciente, que resulta que es hasta un millón de veces más poderosa que la mente consciente.

Y en esta realidad radica el origen de la mayoría de nuestros patrones de autosabotaje. Tus bloqueos, querida, no son otra cosa que las tretas del inconsciente interponiéndose en tu camino. Por eso la diosa Fortuna nos parece esquiva y caprichosa… Porque aún no hemos aprendido cómo atraerla.

Por tanto, frente a tu claro deseo de abundancia, encontramos heridas familiares, estándares sociales y viejas historias traumáticas relacionadas con el dinero, que han dejado su impronta en tus creencias inconscientes.

Empezar a sacar a la luz estas creencias y hacer limpieza en tu mente, es imprescindible si deseas terminar de una vez por todas con tus bloqueos a la abundancia.

Dejar atrás la limitación

Puedes dejar atrás los bloqueos que te separan de la abundancia, ¡claro que sí! Para ello, tan sólo necesitas tener claro cómo hacerlo.

El camino pasa por definir claramente tu problema. Así que empieza agarrando lápiz y papel y resume, en una sola frase, tu principal bloqueo con la abundancia… porque obviamente, cada persona tiene una historia propia: Hay quien vive en la escasez porque no se valora, quien gana mucho dinero pero se le escapa de las manos, quien se siente culpable por haber nacido en una familia rica y por ello se autosabotea, quien se endeuda de manera sistemática… etc. Piénsalo y dime: ¿Cuál es el título de tu historia en concreto?

Una vez lo tengas claro, mira hacia atrás y trata de identificar de qué personas o experiencias de tu pasado puede haberte legado esa tendencia. ¡Se trata de ejercitar el músculo de la memoria y hacer un repaso a tu vida!

Luego ELIGE cambiar de perspectiva. DECIDE que las cosas sean diferentes. Porque una moneda siempre tiene dos caras, y si te ha salido cruz, tan solo necesitas darle la vuelta 😉 ¿De qué manera quieres posicionarte en tu relación con el dinero y la abundancia a partir de ahora?

Además, deberás aprender a valorar lo que tienes. Donde llevas tu atención estás poniendo poner. ¿Quieres dárselo a la escasez o a la abundancia? Fija el foco en todos los motivos que tienes para estar agradecida a la vida y estarás cultivando una mentalidad próspera que te ayudará a atraer más de lo bueno.

Y por último, desea el bien a todo aquel que te rodea. La abundancia es un estado con el que te conectas e implica reconocer que su flujo es infinito… Es como una fuente de la que no cesa de brotar agua. Hay suficiente para tod@s. Y por tanto, los éxitos de otras personas deberían inspirarte y hacerte feliz, no darte rabia ni llevarte a pensar que no va a quedar nada para ti. Si en tu interior se despiertan los celos, respira hondo las veces que necesites y elige conscientemente bendecir a esa persona y desearle lo mejor. Su éxito es solo una señal de que el tuyo está en camino.

Termino recordándote que con la abundancia pasa como con la felicidad… No es la meta, querida, es el CAMINO. Para atraer una vida rica en todos los sentidos necesitas incorporar la prosperidad a tus rutinas desde ya… Agradeciendo la belleza del atardecer, por ejemplo, o saboreando con verdadero agradecimiento ese delicioso helado de chocolate que te estás comiendo. Pon apreciación a cada instante y antes de lo que imaginas no habrá otra cosa que abundancia a tu alrededor.

¿Y a ti? ¿Qué experiencia hedónica, no necesariamente cara, te hace sentir abundante? ¡Cuéntanos!

12 comentarios en “¿Qué bloquea tu abundancia?”

  1. Hola excelente artículo. Como trainer en P.NL coincido con todo lo expresado. Te pido permiso para publicar en mí Facebook. Gracias

    Responder
  2. La. Magia del ver florecer todos los días una planta o del solo abrir los ojos salir y ver lo verde de la Tierra, el sentir el amor y la conexión con mi guardiana espiritual y felina violeta (ni gatita que ha estado en todo mi camino conmigo) el simple hecho de despertar para mi ya es un tesoro el sentí el aire los pajaritos y todo lo maravilloso que me entrega la madre tierra

    Responder
  3. ¿Qué experiencia hedónica te hace sentir abundante?
    – Cuidados en mi y tiempo en mi: masajes, hidratarme la piel, meditación. Es decir, cuando me dedicado tiempo a quererme cuidándome

    Responder
  4. A mi experiencia hedónica que me hace feliz es cuando puedo disfrutar ,relajarme, estar en calma , tener tiempo para mi para cuidarme , compartir con mis hijos y mi marido.Un fin de semana en la playa , un día de playa, una puesta de sol, una comida compartida con ellos.

    Responder
  5. Me encanta la naturaleza, el sonido de los pájaros, del mar, del viento, observar la luna, sentir la respiración de la naturaleza, los animales, ver a mi hija reir, el como me siento cuando hago algo de ejercicio ( lo que puedo porque con mi peque no me queda mucho tiempo y además lo que más me gusta es el yoga y como tengo dolores articulares y tendinitis en los hombros me limita mucho ) cuando leo un libro que me gusta, cuando me arreglo y me veo más favorecida.

    Responder
  6. Hermoso el mensaje que nos dejas hoy! Soltar los miedos del inconsciente! Cada vez más los estoy registrando y ahí es donde digo, eso es lo que tenes que soltar!!!! Ese miedo inconsciente que viene de atrás, de otras vidas.
    Gracias Julia!

    Responder

Deja un comentario

Suscríbete hoy a nuestra newsletter para mujeres empoderadas y descubre qué arquetipos determinan tu relación con el dinero y cómo alinearte con ellos para construir una vida más rica en todos los sentidos.