No es magia, es mindset: cómo impulsar tu vida

Últimamente todo el mundo habla del mindset y la importancia que tiene en la consecución del éxito.

Para mí es innegable. Cultivar la mentalidad adecuada es crucial si deseas dejar de vivir una existencia anodina y empezar a construir el futuro con el que siempre has soñado. Y es que detrás del éxito arrollador de determinadas personas parece que hay pura magia… Pero no te engañes amiga: ES MINDSET. Todo lo que hicieron fue trabajar su manera de pensar. ¡Y boom! Se obró el milagro.

Las conclusiones de Carol Dweck

El término mindset se popularizó gracias a los estudios de la psicóloga americana Carol Dweck, sobre las diferencias entre mentalidad de crecimiento (growth mindset) y mentalidad fija (fixed mindset). Dweck descubrió que aquellas personas que pensaban que la inteligencia se podía trabajar y que existía un margen de mejora gracias al esfuerzo y el aprendizaje (growth mindset), terminaban superándose a sí mismas y alcanzando grandes logros en la vida. Mientras que otros, quizás más inteligentes, pero con la creencia firmemente arraigada de que la inteligencia es algo estático y heredado, que no es posible modificar, (fixed mindset) no llegaban tan lejos.

En realidad es algo muy lógico: El espíritu de superación te impulsa. El conformismo te lastra.

Entendiendo el mindset

Pero, ¿qué es en realidad el mindset? Tu mentalidad o mindset es la forma que tienes de pensar, la tendencia que has adquirido a creer determinadas cosas. 

Por ello, el mindset está constituido por un conjunto de pensamientos y creencias que condicionan tus patrones mentales. Esos patrones, amiga mía, son los que acaban influyendo directamente en la construcción de tu realidad, afectando a todas tus ideas, sentimientos y acciones. 

Básicamente, el sistema de creencias que sustenta tu mentalidad va a influir directamente en tu actitud. Y es esa actitud la que determinará las decisiones que tomes y los pasos que des, o lo que es lo mismo, la manera en la que diseñarás tu futuro.

Por eso es tan importante entender cómo funciona la mentalidad y empezar a trabajarla.

Además de cultivar un mindset de crecimiento, podemos esforzarnos en mantener un mindset positivo o desarrollar un mindset de abundancia. 

Son muchos los ángulos desde los que podemos trabajar nuestra forma de ver las cosas y el resultado que obtendremos siempre merecerá la pena.

Estrategias para potenciar tu mentalidad

Si te estás preguntando qué es lo que puedes hacer para desarrollar un buen mindset, no te preocupes, que te voy a compartir unas cuantas estrategias de gran utilidad. Así que toma nota y empieza a aplicarlas en tu vida:

  • Actúa como si ya hubieras alcanzado tu objetivo. Algunas personas son muy críticas con la idea del “Fake it till you make it” (“Fíngelo hasta que lo logres”), pero creo que es porque no han entendido bien el concepto. No se trata de promulgar la hipocresía o la vanidad, sino de pararte ante un dilema o decisión y plantear la siguiente pregunta: ‘¿Cómo se comportaría en esta tesitura mi versión más auténtica?’  por ejemplo… o esta otra ‘¿qué haría si no tuviera miedo’?. También puedes directamente figurarte cómo resolvería esa situación una persona que admiras o role model. En el fondo no se trata de mentir, sino de acceder por la vía rápida a una mentalidad que aún no has consolidado en tu cabeza.

  • Modifica la manera en la que hablas de ti, de tal manera que evites a toda costa mandarte mensajes negativos que supongan un machaque para tu autoestima. Censura las frases tipo: “Siempre me pasa lo mismo”. “No soy suficientemente buena”. “Esto es demasiado para mí”. Mejor sustitúyelas por: “A la próxima seguro que lo consigo”. “Cada día trabajo en ser mejor”. “Mi meta está a mi alcance si me esfuerzo y abro la mente”.

  • Plantéate preguntas constructivas, no victimistas. En vez de “¿Qué es lo que hice mal?”, cambia la perspectiva y considera “¿Cómo podría haberlo hecho mejor?”

  • Evita centrar la conversación en tus frustraciones, problemas o fracasos, y en su lugar, elige hablar de tus logros, de tus sueños y de todo aquello que te motiva y te hace feliz.

  • Busca inspiración en libros, formaciones, podcasts, películas, canciones y role models. Empápate de las ideas que te motivan, cultívalas, asimílalas… Haz de ellas tu nueva realidad.

  • Alinea tu mentalidad con tus aspiraciones. Si piensas que no eres capaz, jamás vas a llegar… Así que empieza a convencerte de que eres la legítima dueña de tus sueños y de que estos, son completamente posibles.

Ni dinero, ni suerte, ni contactos, ni truco… La mentalidad lo es todo, amiga mía, y como decía mi querídismo Jung, hacer consciente lo inconsciente te permitirá tomar las riendas de tu destino. Invierte tiempo y esfuerzo en sacar a la luz todos esos pensamientos inconscientes que te llevan al autosabotaje y pronto descubrirás lo increíblemente maravillosa que puede ser tu vida si estás convencida de que puedes y lo mereces. 

2 comentarios en “No es magia, es mindset: cómo impulsar tu vida”

  1. Efectivamente,Julia…la magia de manifiesta con la actitud de cada día,….completamente renovada …ir siendo mejores cada día en lo que verdaderamente somos y eso se produce …empleando el tiempo en nosotros mismos en el aprendizaje de quienes somos,…de quienes queremos ser….al leer estos podcasts…de tanta maestría como la tuya,…gracias..gracias….mil gracias…Maestra.

    Responder

Deja un comentario

Suscríbete hoy a nuestra newsletter para mujeres empoderadas y descubre qué arquetipos determinan tu relación con el dinero y cómo alinearte con ellos para construir una vida más rica en todos los sentidos.