Cómo mantener la positividad en tiempos difíciles

LO QUE CREES, CREAS. Punto. Así que la importancia de mantener una mentalidad positiva, sean cuales sean las circunstancias externas, no te la voy a discutir.

Y es que cuando nos obcecamos en los problemas… todo se nos vuelven pulgas, el futuro se pone gris y una espiral de desánimo y negatividad nos envuelve.

El reinado de la incertidumbre

¡Cómo nos ha cambiado la vida desde hace tan solo unas semanas!. En Navidades empezamos a oír noticias de un nuevo virus que tenía recluida a la población de China en sus casas. Para finales de enero – principios de febrero ya había saltado a Europa y de repente… ¡Boom!. Llegamos al mes de marzo y el covid-19 dejó nuestro mundo del revés. En cuestión de días, lo que antes era rutina se llenó de incertidumbre, renunciamos a nuestras libertades, el sistema sanitario amenazaba colapso y sobre la economía se cernía una inmenso y amenazador nubarrón negro.

Quizás en unos años lo rememoremos como un momento histórico que cambió el curso de la Humanidad para siempre. Pero ahora mismo, es normal sentir miedo. Y frustración. Y ansiedad. Y toda una colección de emociones que no nos gustan nada y normalmente preferimos evitar.

Tus pensamientos determinan tu realidad

Así que de golpe y porrazo nos encontramos rumiando pensamientos e ideas que no resultan cómodos… Y quizás nos torturamos, conscientes de que la importancia del mindset es vital, y que ahora mismo, es muy fácil caer en la tentación de verlo todo negro.

Quién diría que hace apenas nada andábamos ilusionadas planificando nuestro año y definiendo todos los objetivos que nos planteábamos conseguir. Y que de pronto todo eso necesita ser sometido a una revisión. Porque las cosas han cambiado mucho y tu vida, obviamente, se ha visto trastocada.

Pero créeme: Merece la pena no caer en la tentación del pesimismo. En este momento resulta sumamente sencillo dejarse llevar por la corriente de la desilusión, claudicar, renunciar a nuestros sueños, encontrar una excusa para tirar la toalla. Pero no te adelantes, porque todo esto también pasará… Y si eres capaz de capear el temporal bajo resguardo, cuando la tormenta cese, no tardarás en ver las oportunidades.

Claves para mantener una mentalidad positiva

¿Qué puedes hacer para no perder el Norte en plena revolución y mantener una mentalidad de éxito y abundancia en puros tiempos de crisis?

En realidad hay una serie de pequeñas acciones que puedes llevar a cabo. Si las conviertes en un hábito, este período resultará infinitamente más sencillo.

  • Lo primero es aceptar tus emociones. No intentes hacer como si no hubiera pasado nada. No finjas que todo sigue igual. Si aplicas la negación, en realidad sólo estarás poniendo un parche. Reconoce el miedo. Reconoce la ira. Pero no te aferres a ellos. Toma conciencia de que las emociones son algo temporal, y que a medida que vayas dirigiendo tu atención a tus lugares, esas emociones negativas irán desvaneciéndose.

  • Además, trata de enfocar tu atención en lo positivo. Y es que siempre hay algo positivo en mitad de una situación que aparentemente es retadora. ¿Qué lecciones estás sacando de este momento?. ¿Cómo estás utilizando el tiempo extra en casa?. ¿De qué te estás dando cuenta? Hazte estas preguntas y cualquier otra que te permita un acercamiento constructivo. ¡Y ponlo sobre papel! Porque así tus conclusiones tomarán mucha más fuerza.

  • Rodéate de gente optimista. Silencia o directamente sal de los grupos de WhatsApp melodramáticos en los que solo se habla de política y tragedia. Comparte y retuitea información esperanzadora. Lleva tu atención al lado más amable de la vida y tu estado emocional inmediatamente evolucionará para mejor.

  • Repite las afirmaciones que más te levantan el ánimo y te ayudan a creer en ti de manera sistemática. Aunque ahora mismo te suenen asincrónicas y fuera de lugar. Repítelas ¡precisamente por eso! Vuelve a interiorizarlas con fuerza y a grabarte su mensaje en el alma.

  • Adapta tus rutinas a las nuevas circunstancias y respétalas. No renuncies ni caigas en la procrastinación. Mantén un ritmo productivo y deténte sin miedo a revisar tus prioridades si sientes que éste es el momento.

  • Ejercita cuerpo y mente. Practica a diario una tabla de ejercicios (aunque sean sencillos), y medita un ratito (aunque sean cinco minutos) No abandones tu bienestar por nada del mundo.

  • Recuerda que la positividad nace del interior. Y que quizás no tienes poder para controlar las circunstancias externas, pero siempre podrás elegir cómo reaccionas a ellas. Y eso amiga, lo cambia todo. Agradecer todos los días las cosas buenas que hay en tu vida y ser capaz de relativizar, te ayudará a mantener el ánimo más elevado y mejorar la calidad de tus pensamientos

A partir de ahora, decide que eres la capitana de tu barco y que pase lo que pase, lo vas a hacer arribar a buen puerto. Una mente positiva es el mejor timón 😉

¿Y tú? ¿Qué técnicas utilizas para no dejarte llevar por pensamientos dañinos?

Deja un comentario

Suscríbete hoy a nuestra newsletter para mujeres empoderadas y descubre qué arquetipos determinan tu relación con el dinero y cómo alinearte con ellos para construir una vida más rica en todos los sentidos.